Inauguración Exposición Xoti de Luis

Compartimos la #Galeria de la #Inauguración #Exposición #Xoti Xoti de Luis en colaboración con nuestro iWORKer Fiadeira Legal en nuestro Espacio de la Galeria de Arte ArteNuva. Gracias a tod@s los asistentes por habernos acompañado y por el dia tan estupendo en A Coruña.

Gracias a la colaboración de : Inés Otero Frutas y Verduras

Recordad aún permanerá vigente hasta finales de Septiembre . ¿ A qué esperas para venir a verla ?

 

 

 

 

 

 

 

Solicitud Borrador IRPF(Mod.100 2016)

Desde iWORKs os informamos que a partir del 5 Abril ya se podrán solicitar los borradores de la Renta 2016 . Consulta a nuestros profesionales sin ningún compromiso en : +34 981 160 165 | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Orden HFP/255/2017, de 21 de marzo, por la que se aprueban los modelos de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del Impuesto sobre el Patrimonio, ejercicio 2016, se determinan el lugar, forma y plazos de presentación de los mismos, se establecen los procedimientos de obtención, modificación, confirmación y presentación del borrador de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, se determinan las condiciones generales y el procedimiento para la presentación de ambos por medios telemáticos o telefónicos y por la que se modifica la Orden HAP/2194/2013, de 22 de noviembre, por la que se regulan los procedimientos y las condiciones generales para la presentación de determinadas autoliquidaciones, declaraciones informativas, declaraciones censales, comunicaciones y solicitudes de devolución, de naturaleza tributaria. (BOE núm. 70, de 23 de marzo de 2017)

La regulación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se contiene fundamentalmente en la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio, y en el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo.

Los contribuyentes que, de acuerdo con lo dispuesto en los apartados 1, 2, 3 y 4 del artículo 96 de la citada Ley 35/2006 estén obligados a declarar por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, al tiempo de presentar su declaración, deberán determinar la deuda tributaria correspondiente e ingresarla, en su caso, en el lugar, forma y plazos determinados por el Ministro de Economía y Hacienda, conforme dispone el artículo 97 de la Ley 35/2006.

Por lo que atañe a los contribuyentes no obligados a declarar, aunque no les resulte exigible la presentación de una declaración con resultado a ingresar, sí están obligados, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 65 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, a la presentación de la correspondiente declaración, cuando soliciten la devolución derivada de la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que, en su caso, les corresponda, precisándose en el artículo 66.1 del citado Reglamento que en estos casos la liquidación provisional que pueda practicar la Administración tributaria, no podrá implicar a cargo del contribuyente no obligado a presentar declaración ninguna obligación distinta de la restitución de lo previamente devuelto más el interés de demora a que se refiere el artículo 26.6 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

Para determinar el importe de la devolución que proceda realizar a estos contribuyentes no obligados a declarar, deben tenerse en cuenta, además de los pagos a cuenta efectuados, la deducción por maternidad y las deducciones por familia numerosa, por personas con discapacidad a cargo o por ascendiente separado legalmente o sin vínculo matrimonial que, en su caso, correspondan a cada uno de ellos.

Así, cuando el importe de los pagos anticipados de la deducción por maternidad percibidos sea inferior al de la deducción correspondiente, la regularización que proceda debe efectuarla el contribuyente en la correspondiente declaración por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. En caso contrario, es decir, cuando el importe de los pagos anticipados percibidos sea superior al de la deducción por maternidad, no es preciso que los contribuyentes no obligados a declarar procedan al suministro de información adicional a la realizada en la solicitud del abono anticipado de esta deducción y, en su caso, en la comunicación de variaciones que afecten a dicho abono anticipado, puesto que la Administración tributaria, al disponer de los antecedentes precisos y de los datos necesarios, procederá a efectuar de oficio la regularización que, en cada caso, proceda.

Por lo que respecta a las deducciones por familia numerosa, personas con discapacidad a cargo o por ascendiente con dos hijos separado o sin vínculo matrimonial, de acuerdo con lo establecido en el artículo 60 bis, apartado 4.3.º del Reglamento del Impuesto, los contribuyentes no obligados a declarar que hayan percibido indebidamente el abono anticipado de las deducciones reguladas en el artículo 81 bis de la Ley del Impuesto, deberán regularizar su situación tributaria mediante el ingreso de las cantidades percibidas en exceso, a través del modelo 122 para la regularización de la deducción por familia numerosa, por personas con discapacidad a cargo o por ascendiente separado legalmente o sin vínculo matrimonial. Si el importe de los pagos anticipados de las deducciones por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo percibidos por un contribuyente no obligado a declarar fuese inferior al de la deducción correspondiente, la regularización que proceda debe efectuarla el contribuyente en la correspondiente declaración por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En relación con la deducción a que se refiere el párrafo anterior, los descendientes o ascendientes con discapacidad que se relacionen en las deducciones por familia numerosa o personas con discapacidad a cargo deberán disponer de número de identificación fiscal.

Por lo que respecta a la configuración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas como un impuesto cedido parcialmente a las Comunidades Autónomas, el 1 de enero de 2010 entraron en vigor, en virtud de lo establecido en la disposición final quinta de la Ley 22/2009, de 18 de diciembre, por la que se regula el sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y Ciudades con Estatuto de Autonomía y se modifican determinadas normas tributarias, las competencias normativas atribuidas a las citadas Comunidades Autónomas en su artículo 46 y las modificaciones introducidas por la disposición final segunda de la misma en la normativa del impuesto para adecuarlo al porcentaje del 50 por ciento de participación de las Comunidades Autónomas en este impuesto.

El artículo 46 de la mencionada Ley 22/2009, de 18 de diciembre, con los requisitos y condiciones en el mismo establecidos, otorga a las Comunidades Autónomas competencias normativas sobre el importe del mínimo personal y familiar aplicable para el cálculo del gravamen autonómico; sobre la escala autonómica aplicable a la base liquidable general; sobre las deducciones en la cuota íntegra autonómica por circunstancias personales y familiares, por inversiones no empresariales, por aplicación de renta y por subvenciones y ayudas públicas no exentas que se perciban de la Comunidad Autónoma y sobre aumentos o disminuciones en los porcentajes de deducción por inversión en vivienda habitual, a que se refiere el apartado 2 del artículo 78 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en su redacción en vigor a 31 de diciembre de 2012. La normativa de las Comunidades Autónomas de régimen común que regula los aspectos indicados puede consultarse en el Manual práctico de Renta y Patrimonio 2016 o en el portal de Fiscalidad Autonómica y Local, al que es posible acceder desde el apartado de Enlaces de interés de la página inicial de la web de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, en la dirección electrónica http://www.agenciatributaria.es.

En relación con el Impuesto sobre el Patrimonio, que también se configura como un impuesto cedido parcialmente a las Comunidades Autónomas, y cuya legislación básica se contiene en la Ley 19/1991, de 6 de junio, del Impuesto sobre el Patrimonio, debe recordarse que fue materialmente exigible hasta la entrada en vigor de la Ley 4/2008, de 23 de diciembre, por la que se suprime el gravamen del Impuesto sobre el Patrimonio, se generaliza el sistema de devolución mensual en el Impuesto sobre el Valor Añadido y se introducen otras modificaciones en la normativa tributaria, norma que, sin derogar el impuesto, eliminó la obligación efectiva de contribuir por el mismo con efectos desde el 1 de enero de 2008.

Posteriormente, el Real Decreto-ley 13/2011, de 16 de septiembre, por el que se restablece el Impuesto sobre el Patrimonio, reactivó la exigibilidad de dicho impuesto con carácter temporal y exclusivamente para los ejercicios 2011 y 2012, si bien las leyes de presupuestos de los ejercicios posteriores prorrogaron su vigencia. En concreto, la Ley 48/2015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016, lo prorrogó para el ejercicio 2016.

Respecto de las competencias normativas de las Comunidades Autónomas de régimen común en este impuesto, el alcance de las mismas se establece en el artículo 47 de la Ley 22/2009 anteriormente citada, de acuerdo con el cual las Comunidades Autónomas de régimen común pueden asumir competencias normativas sobre el mínimo exento, el tipo de gravamen y las deducciones y bonificaciones de la cuota, que serán compatibles con las establecidas en la normativa estatal y no podrán suponer una modificación de las mismas. Por su parte, la Ley 41/2003, de 18 de noviembre, de Protección Patrimonial de las Personas con Discapacidad y de modificación del Código Civil, de la Ley de Enjuiciamiento Civil y de la Normativa Tributaria con esta finalidad, establece en su disposición adicional segunda que las Comunidades Autónomas podrán declarar la exención en el Impuesto sobre el Patrimonio de los bienes y derechos integrantes del patrimonio protegido de las personas con discapacidad.

Haciendo uso de las competencias normativas atribuidas por la citada Ley 22/2009, las Comunidades Autónomas de régimen común han regulado, con efectos para el ejercicio 2016, las cuantías del mínimo exento, las escalas de tipos de gravamen o las bonificaciones de la cuota, a que se refieren los artículos 28.Uno, 30 y 33.Dos de la Ley 19/1991, de 6 de junio, que resultarán de aplicación a los sujetos pasivos del Impuesto sobre el Patrimonio residentes en sus respectivos territorios. La normativa de las Comunidades Autónomas de régimen común que regula los aspectos indicados puede consultarse en el Manual práctico de Renta y Patrimonio 2016 o en el portal de Fiscalidad Autonómica y Local, al que podrá acceder desde el apartado de Enlaces de interés de la página inicial de la web de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, en la dirección electrónica http://www.agenciatributaria.es.

Respecto del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, los apartados 5 y 6 del citado artículo 96 de la Ley 35/2006 y el apartado 5 del artículo 61 del Reglamento del Impuesto, disponen que la declaración se efectuará en la forma, plazos e impresos que establezca el Ministro de Economía y Hacienda, quien podrá aprobar la utilización de modalidades simplificadas o especiales de declaración y determinar los lugares de presentación de las mismas, los documentos y justificantes que deben acompañarlas, así como los supuestos y condiciones para la presentación de las declaraciones por medios telemáticos. Respecto del Impuesto sobre el Patrimonio, el artículo 38 de la Ley 19/1991, de 6 de junio, dispone que la declaración se efectuará en la forma, plazos y modelos que establezca el titular del Ministerio de Economía y Hacienda, que podrá establecer los supuestos y condiciones de presentación de las declaraciones por medios telemáticos.

En cumplimiento de estas habilitaciones normativas se procede a la aprobación de los modelos de declaración de los Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas y sobre el Patrimonio, que deben utilizar tanto los contribuyentes obligados a declarar en el ejercicio 2016 por uno, otro o ambos impuestos, como los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas no obligados a declarar que soliciten la devolución derivada de la normativa del citado tributo que, en su caso, les corresponda.

A este respecto, el modelo de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que se aprueba en la presente orden da respuesta a lo establecido en el artículo 46.5 de la Ley 22/2009, de 18 diciembre, en cuya virtud los modelos de declaración por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas serán únicos, si bien en ellos deberán figurar debidamente diferenciados los aspectos autonómicos, con el fin de hacer visible el carácter cedido del impuesto. Así, el modelo de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas aprobado deberá ser utilizado por todos los contribuyentes, cualquiera que sea la Comunidad Autónoma de régimen común en la que hayan tenido su residencia en el ejercicio 2016, tanto si resultan obligados a declarar como si no lo están y solicitan la devolución derivada de la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que, en su caso, les corresponda.

La principal novedad para el ejercicio 2016 consiste en la generalización del borrador de declaración a todos los contribuyentes, cualquiera que sea la naturaleza de las rentas obtenidas. De esta forma, todos los contribuyentes podrán obtener su borrador de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a través del Servicio de tramitación del borrador/declaración (RentaWEB), tras aportar, en su caso, determinada información que les será solicitada al efecto, u otra información que el contribuyente pudiera incorporar.

Destacar también que, como todos los años, la presente orden regula los procedimientos de obtención del borrador de declaración y su remisión por la Agencia Estatal de Administración Tributaria, así como el procedimiento de modificación del borrador previamente obtenido y el de confirmación y presentación del mismo por el contribuyente. Los contribuyentes podrán acceder a su borrador y a sus datos fiscales, desde el primer día de la campaña de renta, a través del Servicio de tramitación del borrador/declaración, utilizando alguno de los sistemas de acceso descritos en el artículo 15.4 de esta orden, es decir, con certificado electrónico reconocido, «Cl@ve PIN» o con el número de referencia, desde dónde podrán confirmarlo y presentarlo o, en su caso, modificarlo, confirmarlo y presentarlo. Asimismo, en los supuestos en los que sea necesario aportar determinada información para finalizar la elaboración del borrador, una vez aportada la misma, los contribuyentes podrán obtener el borrador a través del Servicio de tramitación del borrador/declaración.

Estas medidas responden, por una parte, al objetivo de promover entre los contribuyentes la utilización de medios electrónicos o telemáticos en este ámbito y, por otra, la de conseguir una mayor racionalidad y eficiencia en la gestión de los recursos materiales y humanos asignados al desarrollo de la campaña.

Otro avance muy significativo consiste en la posibilidad de solicitar la rectificación de autoliquidación del impuesto a través de la propia declaración, cuando el contribuyente ha cometido errores u omisiones que determinen una mayor devolución a su favor o un menor ingreso. Así, si el contribuyente ha marcado la casilla de solicitud de rectificación, la declaración hace las funciones de escrito de solicitud de rectificación de autoliquidación, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 126 del Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria y de desarrollo de las normas comunes de los procedimientos de aplicación de los tributos aprobado por Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio.

Por otra parte, en el modelo de declaración para 2016 se separan determinadas rentas para un mejor control de la obligación de declarar por este impuesto y se realizan los ajustes necesarios para realizar las operaciones de integración y compensación de rentas reguladas en la Ley del Impuesto.

Por lo que se refiere a las deducciones autonómicas, en los anexos B.1, B.2, B.3, B.4 y B.5, se han efectuado las necesarias modificaciones en el modelo de declaración para recoger las vigentes para el ejercicio 2016.

En cuanto a la declaración del Impuesto sobre el Patrimonio, el modelo que se aprueba en la presente orden reproduce la misma estructura de contenidos de la declaración del ejercicio 2015, manteniéndose la simplificación de los elementos formales encaminada a facilitar su tratamiento en los procesos informáticos relacionados con la generación de los ficheros electrónicos para la presentación electrónica de las declaraciones y con la obtención de copias electrónicas de las mismas.

Por último, y teniendo en cuenta la habilitación conferida al titular del Ministerio de Economía y Hacienda en el artículo 38 de la Ley 19/1991, reguladora del Impuesto, para establecer los supuestos y condiciones de presentación de las declaraciones por medios telemáticos, y atendiendo a la especial capacidad económica puesta de manifiesto por los sujetos pasivos obligados a declarar por este impuesto, en la presente orden se mantiene como forma de presentación exclusiva de las declaraciones del Impuesto sobre Patrimonio la presentación electrónica a través de Internet y se permite que dicha presentación se pueda realizar utilizando alguno de los sistemas de acceso descritos en artículo 15.4 de esta orden.

Idénticas razones justifican que, al igual que en ejercicios anteriores, los contribuyentes que presenten declaración por el Impuesto sobre el Patrimonio también deban utilizar la vía electrónica, o, en su caso, la vía telefónica, para la presentación de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o para la confirmación del borrador de la misma, según proceda.

Las habilitaciones al Ministro de Economía y Hacienda recogidas en este preámbulo deben entenderse realizadas al Ministro de Hacienda y Función Pública de acuerdo con la nueva estructura ministerial establecida por el Real Decreto 415/2016, de 3 de noviembre, por el que se reestructuran los departamentos ministeriales.

Una imagen vale más que mil palabras para justificar un despido

iWORKs comparte el siguiente Consejo remitido por su iWORKEr SITELCO acerca de la Importancia de las cámaras de Videovigilancia en el lugar de trabajo

Las grabaciones efectuadas por las cámaras de videovigilancia en el lugar de trabajo son ya una prueba fehaciente en los tribunales de lo Social para causas de despido. Si bien en el año 2000 una sentencia del Tribunal Constitucional (TC) ratificó la validez de este medio como prueba, cada caso planteado desde entonces ha dado pie a diferentes interpretaciones y a resoluciones judiciales dispares. No obstante, la coincidencia en los últimos meses de dictámenes en los que se ha aceptado como demostración válida de causa de despido las imágenes registradas por una cámara de seguridad han instado al Supremo a resolver que era preciso unificar la doctrina.

El último fallo del pleno del Tribunal Supremo, a instancias de una defensa realizada desde el despacho de abogados Grupo Gispert, en Barcelona, va más allá y no sólo resuelve un caso, sino que además establece como criterio definitivo que las imágenes obtenidas con una videocámara instalada en un lugar de trabajo son válidas como prueba para encausar a un empleado, a pesar de que éste no haya dado su consentimiento explícito para la grabación. Basta que, como indicó en su momento el TC al flexibilizar los requisitos, los trabajadores y sus respectivos representantes laborales hayan sido informados de la presencia de las unidades de filmación y de su ubicación -a modo orientativo- por la simple existencia de los carteles correspondientes.

Es decir, no se precisa ni un documento que acredite el consentimiento expreso del empleado a ser grabado, ni trasladar por escrito la información sobre la instalación de cámaras. Se da por supuesto que, en el ámbito laboral, nunca se precisa un consentimiento expreso porque el propio Estatuto de los Trabajadores determina en su artículo 20 que "el empresario podrá adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, guardando en su adopción y aplicación la consideración debida a su dignidad humana y teniendo en cuenta la capacidad real de los trabajadores disminuidos, en su caso", observa Santiago Farré, jefe de la asesoría jurídica de la Autoridad Catalana de Protección de Datos.

Precedente importante

En opinión de Isaac González abogado laboralista del Grupo Gispert, y quien recurrió las resoluciones de despido improcedente, la sentencia establece un precedente importante para el uso que puedan hacer las empresas de las grabaciones de cámaras de videovigilancia: "Si el trabajador conoce que existen dispositivos que están en funcionamiento y su ubicación, debe saber que a partir de ahora los tribunales tendrán en cuenta esas grabaciones como medio de prueba en el caso de que se produzca un acto ilícito por su parte sin que con ello se vulneren sus derechos fundamentales".

Hasta ahora, las imágenes registradas en los centros de trabajo eran "una prueba diabólica", manifiesta el abogado González, porque dejaban al demandante, principalmente el empresario, "en una situación de indefensión" ante hechos que pueden considerarse faltas graves, como el hurto o la manipulación de las existencias, por ejemplo. La validez de la prueba se ponderaba a través «del juicio de proporcionalidad y de la idoneidad de su utilización, porque se vulnera el derecho a la intimidad» que establece la ley de protección de datos, señala Miguel Gudín, socio del despacho Glegal y profesor de la escuela de negocios OBS, y añade que de ahí la importancia también de la sentencia del Supremo, porque determina que cualquier cámara de vigilancia con filmaciones de espacios amplios usadas básicamente para controles de seguridad es válida para tomar medidas disciplinarias versus un empleado. «Es un cambio importante ¿Justo o no? Eso es difícil de determinar, porque en el fondo es un debate moral», concreta Gurin.

La sentencia del Supremo aporta, además, importantes matices al criterio de prueba. "Se da un toque de atención al empresario. No todo vale", advierte Carlos González Oliver, presidente de la sección de derecho laboral del ICAB (Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona) y explica que hay un matiz novedoso en la sentencia al verificar que las filmaciones en ningún caso pueden usarse para controlar la efectividad del empleado en su puesto de trabajo, las ausencias del mismo o la pérdida de tiempo. "Una cosa es la seguridad y otra muy distinta el control del trabajo", añade. En este sentido, se insiste en que las áreas de descanso del centro de trabajo, zonas de acceso a vestuarios o los servicios no deben estar dotados de cámaras de grabación porque éstas sí vulneran el derecho a la intimidad de los empleados.

Posibles reaperturas

Desde el despacho de abogacía Gispert se corrobora que, tomando como referencia la sentencia del Supremo del pasado 31 de enero, habrá recursos judiciales que estén pendientes de resolución y en los que la prueba de la filmación fue denegada ahora podría solicitarse la reapertura de la causa e insisten en que sienta precedente en la jurisdicción laboral. Isaac González pone en valor este aspecto por cuanto hasta ahora una grabación podía ser prueba incriminatoria en un juzgado de instrucción o en el penal y "era rechazada" en los juzgados sociales.

La judicialización demuestra que las imágenes de las cámaras de seguridad son prueba definitiva, con bastante frecuencia, en hurtos o apropiación indebida en ámbitos laborales como, por ejemplo, los casinos -en los que incluso a veces se da la connivencia de empleados y clientes-, supermercados y grandes superficies -adueñándose de productos-, joyerías o negocios mayoristas, entidades financieras... y en hostelería, donde lo que más abunda es la falta de registro de los pedidos.

MÁS DE LA MITAD SON DENUNCIAS LABORALES

Las cifras de 2016 que maneja la Autoridad Catalana de Protección de Datos demuestran que poco más de la mitad (54%) de las denuncias por vulneración de la privacidad con el uso de cámaras de videovigilancia correspondieron a controles realizados en el ámbito laboral. Del total de denuncias recibidas, un 8% se centraban en la utilización de dispositivos de grabación. A nivel estatal, en 2015, este tipo de reclamaciones representaron el 2% del total de consultas recibidas por la Agencia Española de Protección de Datos.

Las 12 preguntas trampa que hacen en las entrevistas de trabajo y que deberías dominar

Gracias a las preguntas trampa, los entrevistadores y directores de recursos humanos pueden recabar gran cantidad de información sobre el candidato sin que este se de cuenta de ello.

Aprender a identificarlas y manejar el flujo de información personal es vital si queremos tener éxito en nuestra búsqueda de empleo. Y es que hablar sin control es más peligroso que ser escueto en tus respuestas.

Varios entrevistadores profesionales han revelado algunas de las preguntas trampa más comunes. Aquí tienes 12. 

¿Puedes hablarme de ti?

Objetivo: Descubrir como el empleado se ve a sí mismo y su nivel de confianza. 

Dificultad: La pregunta es abierta y debemos ser equilibrados en la respuesta. Ni demasiada información, ni muy poca. Puedes sentirte tentado de hablar de tu vida personal, pero es un error.  “Tengo 3 niños, me gusta el campo…”, hasta los más veteranos caen en esta trampa. Recuerda que estas en un ambiente labora y que se precisa información sobre tus conocimientos, experiencia y competencias.

Qué quieren oír: Desean que la respuesta muestre que el candidato encaja en la organizacion y valores de la empresa. Algo como: “Soy una persona capaz de levantar equipos de trabajo y mis compañeros me conocen por mi capacidad para analizar problemas e implementar soluciones con rapidez…” 

Esta simple frase hace ver que el candidato tiene habilidades analíticas, capacidad de resolución de problemas y capacidad de liderazgo para dar respuesta al rendimiento del negocio.

¿Cómo te describirías en una palabra?

Objetivo: Descubrir de un plumazo tu tipo de personalidad y como se ajusta su estilo de trabajo.

Dificultad: No saber el tipo de personalidad de buscan y resultar demasiado ególatra.

Qué quieren oír: Sin información, ajústate al tipo de puesto que buscan. No digas “creativo” si estás optando a un puesto de contable. Ni metódico si están buscando un fotógrafo de moda. 

Lo cierto es que nadie es una sola cosa, pero podrás mostrar otras cualidades a lo largo de la entrevista. Eso sí, no recurras al terreno personal, etiquetas como “gracioso”, “divertido”, “bonachón”… están fuera de lugar. 

¿Qué consideración tiene este puesto sobre otros trabajos a los que optas?

Objetivo: Descubrir cómo de activa es tu búsqueda de empleo, cuales son tus opciones y conocimientos sobre el mercado de trabajo.

Dificultad: Alta. Es una pregunta inesperada y que puede descolocarnos completamente. Es peligroso responder que es tu única opción, igual que mostrar todas tus cartas. Hay que parecer accesible e independiente pero no desesperado.

Qué quieren oír: Una buena respuesta sería: “He realizado varias entrevistas, pero aún no he decidido cual podría ser mejor para mi carrera profesional”. Es una respuesta que muestra un candidato con ambición y ganas de crecer, que conoce el mercado pero que no presume, alardea ni insulta a otras empresas.

¿Puedes decirme tres fortalezas y debilidades sobre ti?

Objetivo: Descubrir cualidades incompatibles con el puesto, ya sean positivas o negativas.

Dificultad: No hay cualidades mágicas, pero si un puñado de cosas que pueden alertar al seleccionador de futuros problemas.

Qué quieren oír: Tanto las fortalezas como las debilidades pueden dejarte fuera de juego si no se adaptan al puesto, así que estúdialo y prepara estas respuestas. Las debilidades deben revestirse de plata, es decir… deben ser malas en lo personal u otras disciplinas, pero buenas para ese trabajo.

¿Por qué quieres trabajar aquí?

Objetivo: Conocer tu interés y conocimientos sobre el puesto y la empresa, y si las perspectivas de futuro que pueden ofrecerte coinciden con las tuyas.

Dificultad: Es una pregunta muy lógica, pero la mayoría de los candidatos no suelen preparársela. Obviamente existen muchas razones personales para trabajar en la empresa, como ganar dinero o pagar las facturas, pero no buscan este tipo de respuestas. Es más, los entrevistadores pondrán atención en el orden y tus prioridades.

Qué quieren oír: Información que demuestre que has dedicado tiempo en investigar la empresa y que realmente estas interesado. Que no es un trabajo más, sino que lo deseas y que puedes hacer una contribución significativa para su éxito.

¿Por qué quieres dejar tu trabajo actual?

Objetivo: Descubrir si has tenido o tienes problemas en tu trabajo actual y como estos podrían trasladarse a su empresa. También si acostumbras a hablar mal de tus empleadores y trabajos.

Dificultad: Responder de forma sincera pero diplomática, para evitar sembrar dudas.

Qué quieren oír: Que no hay problemas que puedan trasladarse a su empresa, solo nuevas oportunidades profesionales que quieres aprovechar. Por ello, basa tu respuesta en el crecimiento personal.

¿De qué te sientes más orgulloso en tu carrera profesional? 

Objetivo: Entender que te apasiona y que cosas son importantes para ti.

Dificultad: Hablar con orgullo del pasado y cometer el error de irnos por las ramas. Debemos ser concisos y no olvidar salpicar la historia con habilidades e intereses positivos que encajen con el puesto.

Qué quieren oír: La forma en que describes tu trabajo es tan importante o más que el trabajo en sí, pues a través de ella se puede descubrir tu satisfacción y tus proyecciones de futuro.Quieren ver tu habilidad para argumentar de forma clara y concisa, a la vez que tu capacidad para  transmitir confianza, energía positiva y entusiasmo.

¿Has considerado hacerte emprendedor?

Objetivo: Descubrir si aún posees este deseo y sí podrías abandonar el barco tras invertir en ti tiempo y dinero.

Dificultad: Todo el mundo lo ha pensado alguna vez, el problema es demostrar demasiado entusiasmo.

Qué quieren oír: Decir que lo has sopesado pero no has tenido agallas es tan malo como decir que nunca se te ha pasado por la cabeza. Debes reconocer que esa idea te ha rondado pero hablar de que te sientes más satisfecho formando parte de un equipo. También puedes expresar que tu pasión es una especialidad el negocio – ventas, recursos humanos, financiero-,  y no encargarte de todo.

¿Con qué tipo de jefe y compañeros de trabajo has tenido más y menos éxito, y por qué?

Objetivo: Determinar con qué tipo y número de personas encajas o puedes tener conflictos.

Dificultad: Describirnos como una persona que siempre encaja o todo lo contrario. En la vida siempre surgen conflictos, por eso debemos mostrar nuestra capacidad para solucionarlos.

Qué quieren oír: Más buenas noticias que malas, peros de los dos tipos. Empieza por lo bueno y minimiza lo malo. No hay que ser evasivos pero no echar tierra en nuestro tejado. Es una buena oportunidad para hablar de los rasgos que admiras en otras personas, y de tu flexibilidad para adaptarte.

Una buena respuesta sería: “Creo que trabajo bien con todo tipo de gente, aunque doy lo mejor de mi con personas comunicativas y eficientes”.

Si pudiera trabajar para cualquier empresa, ¿dónde trabajaría?

Objetivo: Descubrir lo importante que es trabajar para ti en su empresa o sector.

Dificultad: Alta. Cuidado con perder el tono formal y manifestar tu deseo por trabajar en una empresa que nada tenga que ver con el puesto que optas. Puede que hayas oido que trabajar para Google es genial, pero si aspiras a trabajar en el sector financiero, esa no puede ser su respuesta. 

Qué quieren oír: Que son tu primera opción. Una buena respuesta podría ser: “He estudiado las empresas de este sector, y XXXX parece ser lo que busco. Es muy emocionante para mi que su empresa me haya concedido esta entrevista, pues me encanta lo que están logrando en esta industria con su XYZ. Me encantaría contribuir con mi parte”.

¿Cómo define el éxito?

Objetivo: El éxito es diferente según la persona y con esta pregunta tratan de determinar cuales son tus motivaciones. ¿Dinero, reconocimiento, formación, liderazgo?

Dificultad: La pregunta es un campo de minas, pues incluso el dinero es una respuesta aceptable. Solo hay que sonar algo ambicioso, sin parecer que estás dispuesto a pisotear a tus compañeros para alcanzar tus logros.

Qué quieren oír: En una entrevista de trabajo trata de relacionar el éxito personal con el de la empresa o el empleador, de esta forma ambos estaréis en el mismo barco. 

¿Por qué fue despedido en su anterior empresa?

Objetivo: Descubrir cómo reaccionas bajo presión, si sabes encontrar oportunidades en situaciones adversas, y tu capacidad para trabajar de nuevo con ilusión y sin lastres.

Dificultad: Parecer dolido o despechado con lo ocurrido, o tratar de parecer una víctima. 

Qué quieren oír: Una respuesta calmada y humana que, aunque no se sienta feliz de lo ocurrido, comprenda que fue una “decisión de negocios”, que abre nuevas oportunidades para todos. 

Contacto

  • Dirección
    Juan de la Cierva 5
    15008 A Coruña
  • Teléfono
    981 160 165
  • Fax
    981 145 493
  • Mail
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Síguenos 

Situación

  • Coordenadas GPS
    43º 21´ 19¨ N 8º 25´ 30¨ O