La UE aprueba normas de IVA para pymes que vendan online

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea han aprobado las normas que regirán los pagos y cobros del Impuesto del Valor Añadido (IVA) en las transacciones internacionales, tanto dentro del ámbito de los 28 como fuera del mismo. El paquete de medidas persigue la unificación de portales para gestionar las transacciones, tanto entre países miembros como los extracomunitarios. Busca dos claros objetivos: evitar el fraude fiscal y facilitar la tramitación que tienen que realizar las pymes, de cara a desarrollarse en el mundo del comercio electrónico.

Una de las principales medidas es la creación de una web a modo de ventanilla única. Así, cada compañía realizará en un solo lugar todos los trámites relativos al IVA de las ventas a distancia efectuadas dentro del club comunitario, aunque sea en países diferentes.

Según el ejecutivo comunitario en declaraciones a la Agencia EFE, esta plataforma supondrá “una reducción del 95 % de la carga administrativa para las empresas”, además de un incremento de 7.000 millones en ingresos por IVA para los socios de la Unión. Los estados miembros tienen hasta el 31 de diciembre de 2018 para poner en práctica este sistema único de tramitación.

En paralelo, se va a desarrollar una segunda plataforma específica para centralizar aquellas compras y ventas a países extracomunitarios que no superen los 150 euros. Ahora, los países miembros tendrán hasta el 31 de diciembre de 2020 para desarrollar ambas plataformas y que las pymes de cada Estado empiecen a operar a través de las mismas.

Hasta ahora las empresas exportadoras están obligadas a contar con una firma digital específica en cada país de la UE que operan. Tras la aprobación de las últimas horas este proceso se registrará en la web común una única vez. Según los datos de la Comisión Europea, esta gestión costaba a las empresas en torno a 8.000 euros por país.

Acabar con evasiones millonarias de los grandes portales

Una de las medidas más importantes que ha contado con el visto bueno de los miembros de la UE, aunque inicialmente no estaba prevista, es la obligación de requerir a las plataformas transcontinentales de compra/venta online tipo Ebay o Aliexpress que recauden los impuestos del IVA derivados de la actividad de sus usuarios. Ésta está sustentada en que “la mayoría de bienes importados para las ventas a distancia entran en los Veintiocho libres de IVA, lo cual da lugar a una competencia injusta para las empresas de la UE", apuntan desde el Consejo. En concreto, han calculado unas pérdidas que rondan los 5.000 millones de euros anuales.

La medida acabaría con una evasión de impuestos millonaria en el caso de gigantes del comercio online. Sin embargo, si las empresas realizan operaciones de compra venta en línea con países fuera de la UE por un valor inferior a 10.000 euros anuales, las condiciones derivadas de la recaudación de IVA serán las del país donde tengan la sede fiscal.

Saber gestionar el estrés,para ser buenos líderes

Existen cualidades naturales y herramientas que permiten asumir grandes responsabilidades sin morir en el intento.

Para introducir el tema de esta semana uso una magnifica frase de David Fischman: "El estrés destruye nuestra capacidad de frenar nuestros impulsos. Nos convierte en un auto sin freno que termina atropellando las personas que más queremos".

Estamos hablando de una de la mayores enfermedad de nuestro tiempo: el estrés.

Esto nos lleva, a reafirmarnos en el peligro de que supone la plaga moderna del estrés. La 'enfermedad de la prisa', que envejece, mata y aniquila cualquier atisbo de felicidad.

Concierne a todos, pero sobre todo a personas que ocupan cargos de una enorme responsabilidad, el ser capaces de manejar este estrés de una manera adecuada para no morir en el intento. Es fundamental en un mundo en que la confusión emocional y la falta de empatía se han convertido en una epidemia y el tiempo es limitado. La gestión de las emociones, de la presión y, como consecuencia, de este maldito estrés, es justamente una de las áreas de mejora que más trabajo con directivos de primera fila y políticos.

No hay recetas mágicas, pero es cierto que, a pesar de lo que tradicionalmente se cree, existen cualidades naturales y herramientas que permiten asumir grandes responsabilidades sin morir en el intento. Unas herramientas cuya práctica se puede aprender y entrenar y con las que se obtienen resultados, sorprendentemente, inmediatos y decisivos.

Un nocivo compañero... al que hay que acostumbrarse

A pesar de todo, el estrés forma parte de nuestras vidas. Nadie está inmune porque es la forma natural que tenemos para enfrentarnos a las exigencias de la vida. Todo lo que hacemos a diario puede generar estrés: trabajar, madrugar, conducir, ir de compras, viajar, los miedos que a diario sentimos por lo que pueda pasarle a nuestros seres queridos y a nosotros mismos... todo. Somos deudores de nuestras prisas, de nuestros miedos y de una sociedad que desde niños nos exige retos, sueños materiales, pero que no nos enseña a gestionar todo el peso de las emociones. Somos esclavos, en definitiva, de nuestra amada-odiada sociedad capitalista. El problema no radica de por sí en el estrés, que en cierta medida es bueno, como lo es la adrenalina y el vivir apasionadamente, sino con qué frecuencia se experimenta y qué habilidades hay que desarrollar para enfrentarse a él sin que nuestra salud se vea afectada.

La política, la actividad que más envejece

De entre todas las actividades posibles, sin duda en la que el ser humano experimenta mayores niveles de estrés, es en la política, especialmente la primera línea. Tertulias, gestión de intervenciones en los distintos medios de comunicación, marchas, mítines, concentraciones constantes, propaganda, comunicación, marketing político... una vida sin descanso -a menudo sin fines de semana- siempre rodeados de una pléyade de seguidores, amigos, enemigos o arribistas de toda laya. Un día a día donde la ansiedad es casi inevitable.

El problema de la mayoría de los políticos, es que su propia actividad profesional es un proyecto infinito en el cual normalmente, en lugar de reconocer los éxitos conseguidos y disfrutarlos, siempre se atiende ya al siguiente reto. A menudo he trabajado con candidatos electorales que, incluso en el momento de la victoria, son incapaces de disfrutarlo con sus seguidores y su propia familia, y de forma inmediata vuelven a ser rehenes de su responsabilidad.

Sienten que nunca han hecho lo suficiente y se enfrentan a un flujo interminable de exigencias continuas, reales o ficticias. Es verdad que la política es vocacional y tiene su sentido en estar al servicio de los Ciudadanos, pero tener vocación de servicio no debe ser nunca una esclavitud: es pasión, generosidad, valentía, resistencia y resiliencia. En realidad, nunca descansan y los fines de semana tienen casi más trabajo que entre semana. No suelen disfrutar para nada del día a día. Y los que no consiguen alcanzar el poder suelen tener un desgaste, si cabe, más intenso. Como decía Andreotti: 'El poder desgasta, sobre todo a quien no lo tiene'.

Los políticos duermen pocas horas, se levantan temprano, evitan divertirse y hacen esperar a sus seres queridos. Casi toda su vida social rueda también alrededor de sus retos, ambiciones y sueños de gloria. En puridad, podríamos decir que no son felices. O si lo son, es a costa de ejercer lo que más les gusta: el poder. Aunque esto suponga un coste personal y familiar tremendo, que buena parte del común de los mortales, no estaría dispuesta a asumir como precio.

 

La diferencia entre los políticos y otros poderosos

En general, suele decirse que los políticos llevan peor vida -y envejecen mucho antes- que los máximos responsables, por ejemplo, de grandes multinacionales. Hay quien se pregunta por qué. Las razones son más que evidentes: la responsabilidad de un individuo que ostenta la jefatura de un Gobierno, por ir a la cúspide, es infinitamente superior: no es igual que tus decisiones afecten a decenas de millones de ciudadanos que a miles de accionistas, por poderosos que estos sean.

Y en cuanto a la remuneración, y por tanto al nivel de vida, no resiste comparación. El CEO de un gran conglomerado empresarial o un gestor de un 'Hedge Fund' londinense que mueve miles de millones, puede permitirse el lujo de vez en cuando de disfrutar de una 'semana sabática' bañándose en cualquier atolón perdido... o esquiando o jugando al golf en alguno de los lugares más exclusivos del planeta. Un jefe de Gobierno, no.

Claves para no envejecer

Enumerareremos algunas; parecen obvias, sí, pero hay que llevarlas a la práctica. Cuidar el cuerpo, hacer ejercicio físico, practicar mucho sexo, y cuidar la dieta, son las principales. Los políticos y, en general, la gente que ostenta poder, cuida poco y mal su alimentación. Come mucho y no de forma equilibrada. Cobra importancia cada vez más la figura de un experto nutricionista que acompañe diariamente a estas personalidades. Igual que la de un preparador físico, que les ayude a mantenerse en forma.

Es también clave mantener un nivel óptimo de otro tipo de ejercicio: el mental: una cabeza activa y despierta. Y, para ello, desarrollar actividades que demanden una exigencia intelectual, pero no solo las ligadas al ejercicio de sus responsabilidades. Tener hobbies es importante

No debe olvidarse, por último, la vida social. Cuidar a la familia y a los amigos. Mantener relaciones sociales fuera del contexto profesional para no obsesionarse con lo que constituye la actividad principal. Los políticos en particular, y los poderosos en general, suelen convivir al cien por cien solo con otros políticos y con asesores, casi siempre muy serviles y poco críticos. Son tremendamente endogámicos. Algo, sin duda, muy nocivo. Hay que destacar también el control de la salud más básica y la detección precoz de enfermedades. Y en resumen, disfrutar de los éxitos y 'carpe diem'.

Ayuda mucho trabajar con un 'coach' especializado en la gestión de las emociones. Mantener la serenidad en los momentos conflictivos y de mayor adversidad es fundamental. Igual que controlar los impulsos y aprender a conocernos mejor. Cuanta más seguridad en nosotros mismos podamos conseguir mejor estaremos preparados para soportar largos períodos de estrés.

El simulador de pensiones ajustará las cuantías futuras a la esperanza de vida

Fuente: Cinco Dias El Pais

El simulador de pensiones públicas ubicado en el portal Tu Seguridad Social del Ministerio de Empleo incluirá, antes de fin de este año, el factor de sostenibilidad, para que los usuarios conozcan cómo afectará dicho factor a su futura pensión. Se trata de un indicador que corregirá la cuantía de las pensiones que se den de alta a partir del 1 de enero de 2019, poniendo la cantidad de estas nuevas prestaciones en relación con la esperanza de vida del beneficiario. A mayor esperanza de vida, menos pensión inicial.

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha hecho hoy este anuncio durante las jornadas Planes de pensiones en España: el gran acuerdo pendiente, organizado por Ibercaja y Cinco Días. "Estamos haciendo un esfuerzo permanente para convertir el sistema de pensiones en algo cercano; favoreciendo la información a un trabajador", ha dicho Burgos.

En este escenario, el simulador de pensiones incluirá no solo el factor de sostenibilidad , sino también una estimación de la evolución del IPC que recoja el tope de las pensiones máximas, ha explicado el responsable de la Seguridad Social. De esta forma, si el trabajador superara la cuantía de esa pensión máxima debido a la evolución de los precios, sabrá que la prestación que le corresponde es la máxima. En la actualidad, el simulador no incluye ese tope, con lo que algunos resultados no son realistas porque superan la pensión máxima.

MÁS INFORMACIÓN

  • Las aseguradoras piden subvenciones para fomentar las pensiones privadas
  • Los participantes de la III Jornada sobre el futuro de las pensiones
  • Así te hemos contacto las jornadas en directo

Burgos, se ha mostrado especialmente satisfecho del simulador de pensiones de la web de Empleo al que, según sus datos han accedido directamente cuatro millones de personas y otros dos millones a través de los funcionarios de la Seguridad Social, que también realizan los cálculos a solicitud de los beneficiarios.

En cuanto al presente y futuro del sistema de pensiones, Burgos abogó porque las próximas reformas hagan que "las generaciones futuras vean colmadas sus expectativas de recibir pensión" al tiempo que se logra equilibrar la sostenibilidad financiera y se incorporan nuevos derechos, como se ha hecho incluso en tiempos de crisis, "cuando el sistema ha ido a más y no a menos. En este sentido, ha avanzado que los últimos datos indican que los ingresos de la Seguridad Social están creciendo a un ritmo interanual del 6%, el doble de lo que crece el empleo y el doble de lo que aumenta el gasto en pensiones.

El responsable de la Seguridad Social también se refirió a uno de los temas centrales de estas jornadas: el desarrollo de los planes de pensiones colectivos --conocidos como planes de empleo-- para los trabajadores en el seno de las empresas. Ha admitido que "el grado de desarrollo de estos planes ha sido muy inferior a lo deseado, pese a las recomendaciones de la propia Comisión Europea". El motivo de esta falta de desarrollo ha sido, en su opinión, "la todavía insuficiente de cultura de previsión y ahorro a la hora respecto a las pensiones".

A esto ha añadido que "la capacidad de ahorro de los ciudadanos se ha visto obviamente perjudicada por la crisis y desempleo masivo". Pero esto no debe actuar como freno para su próximo desarrollo, ha considerado: "hay que buscar mecanismos para implantarlos; hacer análisis riguroso de los instrumentos posibles; estudiar la incidencia económica y fiscal de estas prestaciones y las posibilidades de colaboración con el sistema público".

De hecho, ha reconocido que "España sigue disponiendo de insuficientes mecanismos que permitan extender estos planes". Y, precisamente, ha considerado imprescindible que esta fórmula de ahorro pueda llegar "especialmente" a pymes y autonómos.

Dicho todo esto, Burgos ha precisado que las próximas reformas deberán incluir el desarrollo de estos planes, "sin que entren en colisión por con el sistema público y sin comprometer sus recursos". Y ha añadido: "por ese camino debemos seguir trabajando. El futuro no estará exento de dificultades, y algunas irrumpirán en la escena con tremendo impacto".

 

 

Cartas de despido genéricas ¿invitación a un despido nulo?

El Juzgado de lo Social nº 3 de Barcelona ha declarado en dos sentencias del pasado mes de abril que un despido disciplinario sin causa es nulo en lugar de improcedente. A los efectos que ahora interesa, en ambas sentencias, las empresas demandadas entregaron a los trabajadores sendas cartas alegando como causa de despido el bajo rendimiento, utilizando una frase manida y estereotipada, y sin dar mayores explicaciones sobre cómo cada empresa había llegado a dicha conclusión.

 

A la vista de dichos hechos, el Juzgado de lo Social declaró que los despidos son nulos puesto que, al no existir una causa real para despedir, éstos deben ser declarados en fraude de ley, lo cual conlleva que las empresas deban readmitir al trabajador en su puesto de trabajo, abonándole los correspondientes salarios de tramitación. Es decir, se prohíbe el despido libre, o lo que es lo mismo, sin causa legal.

El Juzgador de Instancia fundamenta sus dos sentencias en lo dispuesto en el convenio de la OIT nº 158 sobre la terminación de la relación de trabajo. Nótese que dicho convenio, no sólo forma parte del ordenamiento jurídico nacional al haber sido ratificado por España y haber sido publicado en el BOE, sino que, además, tal y como se dispone en la Constitución Española, y como consecuencia de la observancia de los principios jurídicos de legalidad y jerarquía normativa, goza de primacía en cuanto a su aplicación por encima de otras normas jurídicas nacionales, como es el Estatuto de los Trabajadores. De esta manera, de conformidad con el artículo 4 del citado convenio, únicamente podrá extinguirse una relación laboral si existe una “causa justificada relacionada con la capacidad o conducta del trabajador o basada en las necesidades de funcionamiento de la empresa”. Por otra parte, y tal y como dispone el artículo 7, la relación laboral “no puede extinguirse por motivos relacionados con la conducta o el rendimiento del trabajador antes de que se le haya ofrecido la posibilidad de defenderse de los cargos formulados contra él”.

A la vista de lo expuesto en dicho convenio, interpretado conjuntamente con lo dispuesto en el artículo 6.4 del Código Civil, el cual sanciona la nulidad de los actos realizados en fraude de ley, debiéndose aplicar la norma que se hubiere tratado de eludir (en este caso el Convenio de la OIT), bien podría entenderse que, por mucho que la legislación laboral permita la realización de un despido sin causa reconociendo la improcedencia del mismo, el mencionado despido debería ser calificado como nulo, garantizando de esta manera a los trabajadores una tutela mayor en la defensa de sus derechos.

Al margen de los recursos de suplicación que hubiesen podido interponerse frente a dichas sentencias, nos encontramos ante una situación de incertidumbre. Ello es así por cuanto, hasta la fecha, las empresas que pretendían extinguir el contrato de un trabajador y bien no tenían causa legal para realizarlo (o prueba que lo acreditase), o bien el incumplimiento no era lo suficientemente grave y culpable para justificar el despido, entregaban una carta de despido estándar cumpliendo los requisitos mínimos establecidos en la ley, eligiendo la causa legal que fuera menos lesiva para el trabajador (ej. bajo rendimiento) y reconociendo posteriormente la improcedencia del despido. De esta forma, se lograba un efecto similar al que se producía antes de la publicación de la reforma laboral cuando era válido el denominado “despido express”.

Sin embargo, a raíz de estas sentencias, y sin perjuicio de lo que pudiesen estimar instancias superiores, nos encontramos con que dicha forma de proceder puede suponer el riesgo de que dichos despidos sean considerados nulos.

Por otro lado, el hecho de que el Convenio de la OIT establezca la obligación de que se garantice al empleado la posibilidad de defenderse podría ser interpretado como la necesidad de llevar a cabo un expediente contradictorio la posibilidad previamente a la entrega de la carta de despido, tal y como es exigible en algunos Convenios Colectivos.

Además, dado que el convenio de la OIT prohíbe el despido sin causa y que la conclusión extraída por el Juzgado de lo Social es que la falta de motivación implica la nulidad del mismo, bien pudiese extrapolarse esta máxima a las extinciones por causas objetivas individuales. De esta manera, si la comunicación es palmariamente genérica, el despido podría ser declarado nulo, al privar al empleado de su derecho de defensa por desconocimiento de la causa que lo sustenta, en lugar de improcedente, tal y como dispone la ley y la jurisprudencia.

Por otra parte, y siguiendo esta línea, de mantener el criterio seguido por el Juzgado nº 3 de Barcelona, podríamos llegar a la conclusión de que todos los despidos tácitos, al no señalarse causa legal alguna escrita, deberán ser considerados automáticamente nulos, lo cual, a efectos prácticos, podría llegar a implicar dejar esa figura vacía de contenido.

Por último, y desde el plano legislativo, parece lógico concluir que si las normas internas nacionales que permiten llevar a cabo un despido sin causa sin que ello conlleve su nulidad son contrarias a la normativa internacional, actuando de acuerdo con los principios constitucionales de legalidad y jerarquía normativa, se debería pensar en una adaptación del derecho español a las regulaciones internacionales en este punto.

Por todo lo expuesto, en aras a eliminar, o al menos mitigar, el riesgo de nulidad es aconsejable redactar una carta de despido en la que se detallen y se pormenoricen los hechos que dan lugar al despido. De esta forma, ya no se estará ante un fraude de ley (tal y como señala el Juzgado de lo Social nº 3 de Barcelona), sino ante un despido causal que podrá ser declarado judicialmente procedente o improcedente, pero, y salvo que concurran otras circunstancias legales (ej. vulneración de Derechos Fundamentales, situaciones derivadas de maternidad/paternidad, representación de los trabajadores o sindical, etc.) se eliminará el riesgo de la nulidad.

Novedades Laboral:Contratación de Familiares

  • Los autónomos que contraten a familiares disfrutarán de una bonificación del 100% en las contingencias comunes.

    a nueva Ley de Autónomos incluye novedades con respecto a la forma en que estos pueden contratar a sus familiares. Entre estas nuevas regulaciones, se establece que si un trabajador por cuenta propia contrata de forma indefinida a su cónyuge, a sus ascendientes, a sus descendientes o a otros parientes de hasta segundo grado de consanguinidad, tendrá una bonificación del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes durante un año.

    Requisitos

    Para poder beneficiarse de esta bonificación, es necesario que el trabajador autónomo contratante no hubiera extinguido contratos por despidos improcedentes o por despidos colectivos que no se hayan ajustado a Derecho durante los doce meses anteriores.

    Además, el empleador tendrá que mantener el nivel de empleo durante los meses posteriores desde el comienzo de la bonificación. No se tendrán en cuenta los despidos que sean disciplinarios o los despidos colectivos ajustados a Derecho.

    De igual manera, el autónomo podrá contratar a sus hijos si son menores de 30 y viven con ellos; o si son mayores de 30 pero se encuentran en condiciones que les dificulten el acceso al mercado laboral (discapacidad, colectivos desfavorecidos, etc.).

    Más novedades

    Existe una novedad más, relacionada con los casos en los que los familiares de un autónomo se den de alta como trabajadores por cuenta propia, y colaboren entre ambos. El nuevo autónomo tendrá una bonificación durante los primeros 24 meses, equivalente al 50 por ciento durante los primeros 18 meses y al 25 por ciento durante los 6 meses siguientes. Siempre y cuando, el nuevo trabajador por cuenta propia no haya estado dado de alta en el RETA durante los cinco años anteriores.

Contacto

  • Dirección
    Juan de la Cierva 5
    15008 A Coruña
  • Teléfono
    981 160 165
  • Fax
    981 145 493
  • Mail
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Síguenos 

Situación

  • Coordenadas GPS
    43º 21´ 19¨ N 8º 25´ 30¨ O