Novedades en la Campaña de la Renta que afectan directamente al autónomo

Los profesionales por cuenta propia deberán prestar especial atención al nuevo calendario y a los nuevos servicios de información.

Los profesionales por cuenta propia se encontrarán con numerosas novedades en la nueva Campaña de la Renta. La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha analizado el presente periodo de declaración, con el objetivo de dar respuesta a algunos de los principales interrogantes que puede tener un autónomo sobre este asunto.

Probablemente, la primera pregunta que se hará cualquier persona sobre el IRPF es: ¿estoy obligado a presentar la Declaración? Tal y como recuerdan desde UPTA, la Agencia Tributaria exime a aquellos profesionales que hayan tenido unos rendimientos íntegros de su actividad económica y unos rendimientos del trabajo y las ganancias patrimoniales por debajo de los 1.000 euros al año.

Fechas clave para los autónomos

En esta ocasión, y como principal novedad en el calendario, cabe reseñar que los profesionales por cuenta propia dispondrán de más de tres meses para cumplir su esta obligación fiscal, cuyo borrador ya está disponible vía telefónica y electrónica.

 

Si optas por hacerlo de manera presencial, tendrás hasta el 8 de mayo para solicitar tu cita previa en cualquier delegación u oficina de Hacienda.

Otras fechas importantes

  • 7 de junio: fin del plazo para domiciliar el pago de aquellas Rentas cuyo resultado sea positivo (a ingresar).
  • 29 de junio: último día para pedir cita previa por vía telemática o por teléfono.
  • 2 de julio: en esta fecha se acaba el plazo para presentar la Declaración de la Renta 2017.

Cambios en los modelos empleados

A pesar de que no hay cambios fiscales, la AEAT ha introducido nuevos recursos para la atención al contribuyente, así como anexos en la estructura del modelo empleado, el D-100. “El modelo de declaración del IRPF incorpora tres nuevos anexos: el C1, el C2 y el C3. Todos ellos recopilan información fiscal de interés”, explican desde la Unión.

En cuanto al “Plan Le Llamamos”, la AEAT pretende ofrecer un servicio de atención telefónica previa cita. De este modo, te llamarán en una fecha y en un horario señalado para ofrecerte información.

El borrador automático que le facilitan al autónomo no debe ser confirmado, según explica UPTA, ya que la Agencia Tributaria no dispone de información completa de los rendimientos de actividades económicas.

Además, las grandes novedades también se centran en dos nuevas aplicaciones, que se suman al programa Renta Web, vigente desde 2016 y al que se accede con firma electrónica, DNI electrónico o Pin 24 horas.

La nueva app móvil está pensada para las declaraciones sencillas, que se estiman por encima de los 4,8 millones. Este servicio no es recomendable para los autónomos ni para sus asesores fiscales, que preferiblemente deberían recurrir al programa Renta Web.

Requisitos para el paro del autónomo

Parece mentira, pero tan solo desde hace unos años, los autónomos tenéis derecho a cobrar el paro. Y es que, si ya es complicado salir adelante con un negocio propio, afrontar el cierre de éste y asumir sus pérdidas puede convertirse en algo realmente duro.

Por eso, esta prestación por cese de actividad puede ayudarte a sobrellevar el “mal trago”, pero ¡ojo! porque tienes que cumplir con determinados requisitos para poder cobrar el paro del autónomo. 

Cotizar por cese de actividad

Lo primero es que tienes que haber elegido, de forma voluntaria, al darte de alta como autónomo (vía Modelo 036 o Modelo 037las cotizaciones por “cese de actividad”. En caso de no haberlo hecho y querer hacerlo con posterioridad, tienes desde el 1 de enero al 30 de septiembre para solicitarlo, pero piensa que tendrá efectos a partir de enero del año siguiente.

Pero tampoco el mero hecho de hacer frente a esa cotización es suficiente para cobrar el paro, además tienen que darse determinadas condiciones. Y es que la baja tiene que tener una justificación.

Para alegar motivos económicos tendrás que demostrar haber obtenido un nivel de pérdida mayor del 10% a los ingresos anuales, o al 20% en dos años consecutivos. También puedes causar baja por motivos técnicos, productivos u organizativos, o a causas mayores, como la pérdida de licencia administrativa para desarrollar la actividad, o que se den situaciones de divorcio o separación legal o violencia de género.

Requisitos para el paro del autónomo

Además de todo lo anterior, tendrás que cumplir con todos estos requisitos:

  • Estar afiliado en el Régimen Especial de Autónomos (RETA), en situación de alta y tener cubiertas las contingencias por cese de actividad. Quedan incluidos los trabajadores por cuenta propia incluidos en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar.
  • Obviamente, solicitar la baja en el Régimen Especial a causa del cese de actividad.
  • Debes de haber cotizado por esta contingencia al menos 48 meses antes de que se produzca el cese, pero, además, de esos 48 meses, 12 de ellos tienen que haber sido continuados y ser los anteriores a la petición del cobro.
  • Estar en situación legal de cese de actividad y acreditar disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo a través de las actividades formativas y/o de orientación profesional que convoque el Servicio de Empleo de la Seguridad Social.
  • No haber cumplido la edad legal para causar derecho a la pensión de jubilación exceptuando que no tengas acreditado el periodo de cotización requerido para ello.
  • Tienes que estar al día en el pago de tus cuotas a la Seguridad Social y, en caso de no estarlo (pero si tienes cubierto el periodo mínimo de cotización), tienes 30 días (plazo improrrogable) para ingresar las que debas, es lo que se llama “invitación al pago”.

Y si tienes contratados a uno o más trabajadores también es requisito previo al cese de actividad el cumplimiento de garantías, obligaciones y procedimientos regulados en la legislación laboral. Para que este compromiso tenga validez, debe ser acreditado mediante declaración jurada del trabajador autónomo.

Cuándo y cómo solicitar el paro

Lo primero que debes hacer es solicitar el cese de actividad. Tendrás que recurrir al Modelo 036 ó 037 para darte de baja como autónomo. Posteriormente acude a la Mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales con la que estés cubierto o, en su defecto, a la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que te corresponda, para gestionarlo todo.

Tendrás de plazo para presentar la solicitud de la prestación hasta el último día del mes siguiente en el que, efectivamente, cesaste en la actividad.

Duración del paro del autónomo

Para calcular el tiempo que podrás estar cobrando el paro debes pensar en el tiempo que has cotizado por esta contingencia. Por ejemplo, si has cotizado de 12 a 17 meses te corresponden 2 meses de paro, que has pagado entre 30 y 35, cobrarás 5 meses. Así, de manera proporcional, hasta los 12 meses que es el máximo.

Con esta tabla tú mismo puedes saber cuántos meses de paro te corresponden:

Meses cotizados Meses de paro
12 a 17 2
18 a 23 3
24 a 29 4
30 a 35 5
36 a 42 6
43 a 47 8
48 y ss. 12

Cuantía del paro del autónomo

Si lo que quieres saber es qué cuantía de paro vas a cobrar todos los meses, tienes que hacer un cálculo que se rige por la media de las bases por las que hayas cotizado durante los últimos 12 meses. A esa base reguladora tendrás que aplicarle el 70%, así obtendrás la cifra.

Pongamos un ejemplo. Imaginemos que has cotizado por la base mínima (actualmente 919,80€) durante los 12 meses anteriores al cese de la actividad y efectivamente, tenías cubiertas tanto las contingencias profesionales (oscila entre el 1,3% y el 6,5%) como las contingencias por cese de actividad (2,20%).

En este caso tu paro sería de 666,38€ al mes. Echa un vistazo a las cuentas:

919,80€ (base) x 2,20% (cese actividad)= 20,23€

919,80€ (base) x 1,3% (c. profesionales)= 11,95€

919,80€ (base) + 20,23€ (cese actividad) + 11,95€ (c. profesionales) =  951,98€

951,98€ x 70%= 666,38 €/mes

Máximo y mínimo de paro

Debes tener en cuenta que la cuantía máxima de la prestación por cese de actividad será del 175% del Indicador Público de Efectos Múltiples. Este indicador para 2018 queda establecido en 537,84€ al mes. Así que lo máximo que podrás cobrar mensualmente de paro serán 941,22€. Si tienes uno o más hijos a tu cargo ese porcentaje se eleva hasta el 200 y el 225% respectivamente.

El mínimo será del 80% de ese mismo indicador, así que hablamos de 430,27€. Si tienes hijos a tu cargo ese mínimo también se eleva hasta el 107%.

Si, lo sabemos, ninguna de las cifras es muy elevada y, además, los datos oficiales del Servicio Público de Empleo (SEPE) no son muy alentadores al respecto. En 2017 se aceptaron menos de la mitad de las solicitudes por cese de actividad: de las 3.965, tan solo 1.710 fueron admitidas.

Más del 80% de los autónomos os decantáis por la base mínima de cotización. Con todos estos datos sobre la mesa tú decides si te compensa o no añadir esta cotización por el cese de actividad. La legislación lo deja a elección del autónomo y hay que entender que esta prestación es casi como una hucha que romper en casos de extrema necesidad.

IRPF 2018- CÓMO TRIBUTAR

Uno de los impuestos más importantes que tiene que pagar el autónomo es el IRPF o Impuesto de la Renta de las Personas físicas. Sirve para financiar el mantenimiento del propio Estado, así que, toda persona física que obtenga rentas está obligado a contribuir con el sostenimiento de los gastos públicosmediante su presentación. Puedes tributar el IRPF 2018 en Estimación Directa o por Módulos, así que antes de decidirte, echa un vistazo a este artículo te damos las claves y las fechas.

Qué es el IRPF

El Impuesto de renta sobre las personas físicas o IRPF, es una prestación económica que el Estado exige para contribuir con el mantenimiento del mismo. Grava la renta obtenida en el año natural por las personas físicas residentes en España, así que los autónomos también están obligados a presentar la declaración de la renta o declaración anual del IRPF y hacer frente a este impuesto.

Se caracteriza porque es un impuesto directo, ya que grava directamente a la persona física, y personal porque queda afecto a las personas y no a los bienes. También se trata de un impuesto subjetivo porque tiene en cuenta las condiciones de cada contribuyente, y progresivo, porque cuanto mayor sea la renta más se retiene. Hay que pagarlo cada año, así que también estamos ante un tributo periódico, además de analítico ya que analiza el origen de las rentas que componen la base imponible.

Estimación Directa Normal o Estimación Directa Simplificada

Puedes elegir entre tres fórmulas para tributar el IRPF: Estimación Directa Simplificada, Estimación Directa Normal y Estimación Objetiva, más conocida como Módulos. Elegir una opción u otra va a condicionar la forma en la que haces frente a este impuesto.

Si te decantas por los Módulos tendrás que pagar una cantidad fija, que dependerá de las características de tu negocio, y si lo haces por Estimación Directa Simplificada o Normal tendrás que aplicar el 20% a nuestros ingresos para saber qué cantidad hay que abonar en el pago fraccionado cada tres meses.

Puedes elegir la Estimación Directa Simplificada si el rendimiento neto de tu actividad económica no supera los 600.000 euros al año, si el tipo de actividad que desarrollas no puede encuadrarse dentro de la modalidad de Estimación Objetiva (o Módulos), y si no ejerces otras actividades sometidas a Estimación Directa Normal. Si anualmente facturas más de 600.000 euros y has renunciado a los regímenes simplificado o de Módulos, harás frente al IRPF por Estimación Directa Normal.

En cualquiera de estos dos casos, de manera trimestral, tendrás que rendir cuentas frente a Hacienda, presentado el pago fraccionado del IRPF cumplimentando el Modelo 130. Tendrás hasta el día 30 de enero para presentar el cuarto trimestre de 2017, el 20 de abril para el primer trimestre de 2018, el 20 de julio para el segundo trimestre y el 22 de octubre para el tercer trimestre.

Tributar por Módulos

La última opción es tributar por Módulos, en el Régimen de Estimación Objetiva. Pero ¡ojo! no todos los autónomos pueden optar por esta modalidad y hay otros que están obligados a hacerlo. Tienes que desarrollar una de las actividades incluidas en un listado publicado mediante Orden Ministerial, que se actualiza de forma anual, para poder elegirlo.

Para que te hagas una idea en ese listado están la hostelería, la agricultura y la pesca, transporte, la industria panificadora… pero también con restricciones. Y si te dedicas a la carpintería metálica, la construcción, la confección, la industria del mueble o la impresión, estarás obligado a tributar por esta modalidad.

Además de todo lo anterior los ingresos de tu negocio no pueden superar los 250.000 euros anuales. Tampoco podrás decantarte por los Módulos si practicas retenciones del 1% en tus facturas, realizas otras actividades que tributan por Estimación Directa o no has renunciado al Régimen Simplificado del IVA.

En el caso de tributar por Módulos la cuota fija a pagar se establece en base a cosas como el nº de trabajadores que tenemos, la superficie del local… y atendiendo a las bonificaciones de las que podamos gozar y a una serie de índices correctores como la población del municipio, duración de la temporada de la actividad, etc.

Algo que se especifica al inicio del año y queda establecido para el pago trimestral al que tendrás que hacer frente cumplimentando el Modelo 131. Del mismo modo que en el modelo 130, tendrás hasta el día 30 de enero para presentar el cuarto trimestre de 2017, el 20 de abril para el primer trimestre de 2018, el 20 de julio para el segundo trimestre y el 22 de octubre para el tercer trimestre.

Presentación del IRPF 2018

El objetivo final del IRPF es echar cuentas con Hacienda y comprobar la totalidad de las rentas percibidas a lo largo del año y determinar si por el volumen ingresado, quitando deducciones, se está pagando lo suficiente a las arcas del Estado o hay que ingresar todavía más, o devolver.

Así, a los pagos fraccionados a cuenta trimestrales que abonas si tributas por Estimación Directa Normal o Simplificada, y a esas cuotas que pagas por tributar en Módulos, hay que unir la declaración anual donde finalmente se reajusta todo. Tendrás que presentar el Modelo D-100 desde el 4 de abril al 2 de julio (si el resultado es a ingresar con domiciliación en cuenta, hasta el 27 de junio).

Junto con el IVA, el IRPF es el otro gran impuesto al que tiene que hacer frente el autónomo, así que si mantienes dudas al respecto o quieres que un profesional presente por ti los modelos correspondiente, no dudes en ponerte en contacto con la asesoría de iWORKs

Tarifa plana 2018: ¿cuánto se ahorra en cuota el nuevo autónomo?

¿Está pensando en emprender como autónomo entre tus objetivos de 2018? Si es así cuentas con una de las medidas estrellas de la nueva ley de autónomos que entra en vigor el 1 de enero del año venidero. Hablamos de la ampliación de la tarifa plana de seis meses a un año, una novedad que tal y como se espera impulsarán las alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social.

Además, se reduce el plazo de espera sin cotizar en autónomos para acogerse a bonificaciones en la cuota. Pasa de cinco años a dos en caso de que el autónomo que reemprenda no haya disfrutado anteriormente de bonificación. En caso contrario habrá de estar tres años sin cotizar en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomo (RETA).

¿Qué ahorro económico te supondrá la ampliación de la tarifa plana como nuevo autónomo?, ¿Cuánto te costará la cuota a la Seguridad Social durante los dos próximos años?

Ampliación de la tarifa plana: impulso económico para autónomos que empiezan

La medida que costará a las Arcas del Estado 600 millones de euros servirá de impulso a los emprendedores que empiezan.  Precisamente estos, los que dan sus primeros pasos como autónomos optan por cotizar por la base mínima hasta la consolidación del negocio, momento en que los menos se plantean aumentar su base de cotización.

La realidad es que el 80% de los autónomos cotizan por la base mínima con independencia de su veteranía; una cotización que afecta en detrimento de la cuantía de las prestaciones del autónomo.  

La ampliación de la tarifa plana repercute tanto en quienes optan por cotización mínima como para cotizaciones superiores pero la bonificación en ambos casos es diferente. Veámoslo.

Aquellos nuevos autónomos que cursen alta en la Seguridad Social desde el próximo 1 de enero de 2018 y elijan cotizar por la base mínima se beneficiarán de una cuota reducida de 50 euros durante un año. Esta tarifa plana supondrá un ahorro de 2.700 euros durante el primer año. ¿De dónde obtenemos esta cifra?

 

Ya durante el segundo año de actividad la bonificación durante el primer semestre consiste en un 50% de la cuota, dejándola en 137,92 euros, y un 30% en los últimos seis meses. Por tanto en el último tramo la cuota a pagar será de 192,79 euros.

 

Las bonificaciones practicadas en el segundo año dejarán un ahorro estimado en 1.320 euros.

 

¿Qué ocurre con los emprendedores que se decantan por una cotización superior?

 

Como comentábamos al inicio de este artículo cotizar por la base mínima no asegura unas prestaciones dignas por lo que hay algunos autónomos previsores que se decantan por cotizaciones superiores a la mínima.

 

En este caso, durante el primer año, no cuentan con cuota reducida de 50 euros sino con una bonificación del 80% sobre la base mínima; el 20% restante no aplica bonificación.

 

Pongamos un ejemplo similar al anterior en el que el emprendedor opte por una base de cotización de 2.000 euros. ¿Cuánto se ahorraría durante el primer mes?

 

Durante el segundo año el autónomo con una cotización superior a la mínima se beneficiará de las mismas bonificaciones en los mismos tramos que si cotizara por la base mínima: un 50% en los primeros seis meses y un 30% en los últimos seis meses. Las cuotas a pagar serán de 460,61 euros y 515,67 euros.

 

El ahorro total en el segundo año sobrepasará los 1.000 euros.

 

los tramos durante los siguientes seis meses en los que se aplicará una reducción del 50% de la cuota dejándola en 137 euros mensuales. El ahorro asciende a 822 euros durante seis meses.

 

En el último semestre la reducción sobre la cuota es del 30%. En esta etapa final el autónomo paga 192 euros, ahorrándose 83 euros por mes y un total de 498 euros.

Cualquier duda o consulta no dudes en ponerte en contacto con nuestros profesionales sin ningún compromiso.

Todo el Equipo de iWORKs agradece a todos los clientes y colaboradores por ayudar a que este año haya tenido tanto éxito en los eventos superando con creces todas las expectativas iniciales y toda la confianza depositada que tienen nuesttros nuevos clientes.Todo el equipo os desea unas felices fiestas y próspero año 2018.

 

 

La UE aprueba normas de IVA para pymes que vendan online

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea han aprobado las normas que regirán los pagos y cobros del Impuesto del Valor Añadido (IVA) en las transacciones internacionales, tanto dentro del ámbito de los 28 como fuera del mismo. El paquete de medidas persigue la unificación de portales para gestionar las transacciones, tanto entre países miembros como los extracomunitarios. Busca dos claros objetivos: evitar el fraude fiscal y facilitar la tramitación que tienen que realizar las pymes, de cara a desarrollarse en el mundo del comercio electrónico.

Una de las principales medidas es la creación de una web a modo de ventanilla única. Así, cada compañía realizará en un solo lugar todos los trámites relativos al IVA de las ventas a distancia efectuadas dentro del club comunitario, aunque sea en países diferentes.

Según el ejecutivo comunitario en declaraciones a la Agencia EFE, esta plataforma supondrá “una reducción del 95 % de la carga administrativa para las empresas”, además de un incremento de 7.000 millones en ingresos por IVA para los socios de la Unión. Los estados miembros tienen hasta el 31 de diciembre de 2018 para poner en práctica este sistema único de tramitación.

En paralelo, se va a desarrollar una segunda plataforma específica para centralizar aquellas compras y ventas a países extracomunitarios que no superen los 150 euros. Ahora, los países miembros tendrán hasta el 31 de diciembre de 2020 para desarrollar ambas plataformas y que las pymes de cada Estado empiecen a operar a través de las mismas.

Hasta ahora las empresas exportadoras están obligadas a contar con una firma digital específica en cada país de la UE que operan. Tras la aprobación de las últimas horas este proceso se registrará en la web común una única vez. Según los datos de la Comisión Europea, esta gestión costaba a las empresas en torno a 8.000 euros por país.

Acabar con evasiones millonarias de los grandes portales

Una de las medidas más importantes que ha contado con el visto bueno de los miembros de la UE, aunque inicialmente no estaba prevista, es la obligación de requerir a las plataformas transcontinentales de compra/venta online tipo Ebay o Aliexpress que recauden los impuestos del IVA derivados de la actividad de sus usuarios. Ésta está sustentada en que “la mayoría de bienes importados para las ventas a distancia entran en los Veintiocho libres de IVA, lo cual da lugar a una competencia injusta para las empresas de la UE", apuntan desde el Consejo. En concreto, han calculado unas pérdidas que rondan los 5.000 millones de euros anuales.

La medida acabaría con una evasión de impuestos millonaria en el caso de gigantes del comercio online. Sin embargo, si las empresas realizan operaciones de compra venta en línea con países fuera de la UE por un valor inferior a 10.000 euros anuales, las condiciones derivadas de la recaudación de IVA serán las del país donde tengan la sede fiscal.

Contacto

  • Dirección
    Juan de la Cierva 5
    15008 A Coruña
  • Teléfono
    981 160 165
  • Fax
    981 145 493
  • Mail
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Síguenos 

Situación

  • Coordenadas GPS
    43º 21´ 19¨ N 8º 25´ 30¨ O